29/06/2016 caso Bez

Martn Bez visit a su padre en Ezeiza

Martín Báez, el mayor de los hijos varones de Lázaro Báez, visitó a su papá en el penal de Ezeiza en los días posteriores al Día del Padre, y esa fue la única vez que al detenido empresario vinculado al kirchnerismo "se lo vio mostrar algún sentimiento" ya que en los dos meses y medio que lleva preso no se lo observó hablar con nadie en una actitud de total aislamiento y frialdad.

“Fue la única vez que se lo vio a Lázaro mostrar algún sentimiento. Estaba emocionado de verlo”, dijeron a Télam fuentes de la investigación, que no precisaron el día exacto de la visita de Martín Báez, pero sí que tuvo lugar en los días que siguieron al Día del Padre (19 de junio).

El encuentro entre Lázaro y el mayor de sus hijos varones en el penal de Ezeiza se prolongó durante dos horas en la sala especial que tiene el pabellón 6 para recibir visitas, agregaron.

Báez está en el pabellón 6 en una celda individual, pero comparte los espacios comunes con el resto de los 15 detenidos, todos ellos mayores de 50 años de baja conflictividad.

Los hijos de Báez hicieron los trámites para poder visitar a su padre en el penal de Ezeiza, que incluyen averiguación de antecedentes penales, pero hasta ahora sólo Martín habría ido a verlo.

Dado que hoy llegaron a Buenos Aires Leandro (26 años), Luciana (36)  y Melina (28) Báez, no se descarta que en estos días se concrete una nueva visita de alguno de ellos.

“Espero que sí”, dijo Luciana Báez, la mayor de todos los hijos de Báez, al ser consultada por Télam minutos antes de abordar el avión que la traería desde Río Gallegos a Buenos Aires.

Leandro, Luciana y Melina fueron llamados a declarar en la causa de lavado de dinero por la que está preso su padre, mientras que Martín, de 35 años, ya lo hizo en dos ocasiones y está procesado por ese motivo, aunque sin prisión preventiva, a diferencia de su padre.

Leandro declarará el 6 de julio en los tribunales de Comodoro Py, Melina el 7 y Luciana el 11 de julio.

En tanto, está previsto que el 12 de julio declare Lázaro Báez, y el 13 de julio el abogado del empresario, Jorge Chueco, también detenido en el penal de Ezeiza, en el Prisma (Programa Interministerial de Salud Mental Argentino), que es el área destinada a los presos con problemas psiquiátricos o de adicciones, debido a un intento de suicidio horas antes de ser detenido.

Luciana, Leandro y Melina fueron llamados a declarar luego de un pedido presentado ante el juzgado del juez federal Sebastián Casanello, que lleva la causa por lavado de dinero de la familia Báez, por parte de la Unidad de Información Financiera (UIF), querellante en ese expediente.

La UIF pidió la detención, inhibición total de bienes y llamado a indagatoria de los cuatro hijos de Lázaro Báez, luego de que se hayan detectado en Suiza varias cuentas de las cuales son beneficiarios, vinculadas a más de dos empresas.